Volver a Noticias de Salud en Torreón
Obesidad como enfermedad multifactorial en niños

Obesidad como enfermedad multifactorial en niños

La obesidad es una enfermedad multifactorial en la que destacan los genéticos  y ambientales que llevan a un balance  positivo de energía con incremento del peso corporal a partir de la acumulación  de tejido adiposo.

La obesidad se define como un exceso de grasa corporal que por lo regular  se acompaña por una ganancia  excesiva que sobrepasa el promedio  de peso que corresponde a una edad cronológica , la definición de obesidad en niños  y adolescentes es dependiente de la edad, talla y del sexo. Se puede clasificar:

  1. Exógena: Determinada por un aumento de la ingestión de calorías y/o disminución de la actividad física representa más del 95% de los casos
  2. Endógena: ligada a trastornos metabólicos o patologías asociadas .

En México la prevalenca de sobrepeso en niños de 5-11 años es de 26%.

Se usa el Indice de masa corporal (IMC) como mejor indicador indirecto de adiposidad y se recomienda su uso para el Diagnóstico de sobrepeso y obesidad, hay que señalar que el IMC tiene muchas limitaciones y que se debe de contrastar contra un patrón de referencia para ubicarlo en el percentil que corresponde, el IMC entre el percentil 85-95 se toma como sobrepeso  y los que rebasan el percentil 95 como obesidad.

Son tres las etapas criticas para el desarrollo del tejido adiposo en niños y adolescentes.

La primera etapa es la vida intrauterina, en donde lo niños de bajo peso al nacer tiene mayor posibilidad de desarrollar enfermedad cardiovascular e hipertensión en la edad adulta , un niño con bajo peso al nacer presenta mayor cantidad de grasa a nivel visceral, los hijos de madre diabéticas tienen mayor peso al nacer  , y aún cuando el peso se estabiliza al año a los 5 o 6 años tienen mayor prevalencia de obesidad .

La segunda etapa critica es el periodo de la niñes que se conoce como rebote adiposo , los niños que presentan rebote adiposo temprano presentan mayor riesgo de presentar obesidad  que persiste hasta la edad adulta.

La tercera etapa critica es durante la adolescencia , de manera principal en niñas

La revisión periodica de niños y adolescentes desde el nacimiento hasta la pubertad llevando un registro del IMC  es una forma de prevenir también es importante fomentar bueno hábitos alimenticios, actividades físicas, cuidar el peso de la mujer embarazada ya que repercutirá en carga del adipocito del Recién nacido , LO MISMO QUE EL NIÑO EN EL PRIMER AÑO DE VIDA .

Las pruebas de laboratorio  se realizarán dependiendo del grado de obesidad , historia familiar, resultados del examen físico. Se sugiere que la medición del perfil lipidico glucosa , PFH, y toroides se realicen de de acuerdo al paciente .

Obesidad como enfermedad multifactorial en niños

Leer: LO DIFÍCIL DE SER NIÑO Y LO DIFÍCIL DE SER PADRES

A continuación te contaremos qué problemáticas pueden afectar a los niños obesos.

1. Diabetes tipo 2

Es una clase de diabetes que se adquiere, es decir que no es congénita. Cada vez que comemos alimentos, el páncreas libera insulina para separar la glucosa de los azúcares ingeridos y permitir así la nutrición de las células.

El problema se produce cuando el exceso de alimento exige un trabajo extra del páncreas. Con el tiempo, puede suceder que las células productoras de insulina mueran y se desarrolle entonces la diabetes de tipo 2.

Según datos de un estudio publicado en 2017 en Journal of the Endocrine Society, existiría una clara relación entre la obesidad y la incidencia de diabetes de tipo 2 en niños.

2. Presión arterial alta

El exceso de peso aumenta la presión arterial, pudiendo causar hipertensión en niños. Este incremento de la tensión podría derivar en problemas cardiovasculares a largo plazo, motivo por el cual se suele recomendar una dieta saludable y equilibrada para bajar de peso, así como un plan de ejercicios.

3. Colesterol alto

La acumulación de placa en las arterias puede llevar a un estrechamiento de las mismas. La mayor complicación de esta situación es que, si las arterias se tapan, podría producirse un ataque cardíaco e incluso, un accidente cerebrovascular.

4. Problemas de autoestima y depresión

Los niños pueden ser crueles: los hechos de bullying que aparecen en los periódicos cada semana son prueba de ello. Un niño obeso puede ser víctima de toda clase de burlas que afecten su autoestima y, en el peor de los casos, generen una grave depresión infantil.

5. Síndrome metabólico

Este síndrome engloba diferentes problemáticas de salud que afectan el cuerpo de manera holística. Los niños que lo padecen evidencian hipertensión, colesterol bueno bajo, triglicéridos altos e incluso, intolerancia a la glucosa. Merece la pena aclarar que la intolerancia puede derivar con el tiempo en diabetes de tipo 2.

6. Hígado graso no alcohólico

Otra de las enfermedades relacionadas con la obesidad infantil es el hígado graso no alcohólico, una enfermedad donde la grasa se acumula lentamente en el hígado al este no poder procesarla de manera adecuada. El riesgo principal es que se pueden producir daños en las células hepáticas.

7. Trastornos de alimentación

El sobrepeso y la obesidad infantil pueden generar baja autoestima, como ya hemos visto, y empujar al niño hacia la anorexia o  bulimia en un intento desesperado por bajar de peso.

8. Asma

Algunas investigaciones señalan que los procesos inflamatorios producidos por la obesidad podrían desencadenar los síntomas del asma al perturbar las vías aéreas de los niños.

Estas son las principales enfermedades relacionadas con la obesidad infantil pero no son las únicas: la apnea de sueño y el patrón de sueño agitado son otras dos posibles complicaciones del sobrepeso excesivo.

Dra. Nayma Marybel Ruiz Vela

Pediatra sub especialista en reumatología pediátrica

Certificada por el consejo mexicano de pediatria y reumatología

DEJA UN COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Volver a Noticias de Salud en Torreón